miércoles, 10 de junio de 2009

A los amigos que visitan este blog.........

Me he ausentado temporalmente del blog porque estoy actualmente haciendo muchas cosas que quise hacer cuando joven y por diversos motivos no pude realizar. Desde pequeña me ha gustado la música en todas sus manifestaciones, siempre quise ejecutar algún instrumento, mis preferidos: la guitarra y el piano. Pues bien, en estos momentos estoy dándome ese gusto, no me quiero ir de esta vida sin haber cumplido uno de mis más preciados deseos; por lo tanto me uní a un Grupo Coral conformado en su mayoría por colegas (docentes jubilados), ensayamos dos días a la semana, también me uní a un Grupo de Danzas Venezolanas de Adultos Contemporáneos, ensayamos un día a la semana, aparte de esto estoy estudiando teoría y solfeo porque próximamente comienzo con las clases de guitarra, y por supuesto que no he dejado otras actividades que ya tenía en mi agenda como son la meditación, y la pintura aunque esta última la tengo algo abandonada. Es decir que tengo la agenda full, por tal motivo dispongo ahora de menos tiempo para navegar y atenderle al blog.
A continuación les dejo la última Parte del Pensador

Cuando escuches la voz del pensador, no la juzgues, no juzgues nada. No juzgues ni condenes lo que escuchas, pues si lo haces, querrá decir que la misma voz ha entrado de nuevo por la puerta de atrás. Sólo debes darte cuenta de que la voz está allí y que tú estás allí escuchándola, observándola, al darte cuenta de que tú la escuchas te das cuenta de que tú estás fuera de su dominio. Este no es un pensamiento más. Este darse cuenta surge de algún lugar más allá de la mente.

Así, cuando escuchas un pensamiento, no solo te das cuenta de este pensamiento sino que te das cuenta de que tú eres un testigo de la existencia de ese pensamiento. Una nueva dimensión de consciencia ha aparecido. Al observar al pensamiento te das cuenta de tu presencia consciente, -tu ser profundo- que está por encima o por debajo de ese pensamiento donde quiera que él esté. El pensamiento pierde entonces su poder sobre ti y rápidamente pierde intensidad, energía y queda abatido. Esto se da pues ya no está compartiendo tu energía identificándote con él. Este es el principio del fin de una manera de pensar involuntaria y compulsiva. Debes poder entender esto si practicas la meditación y si practicas zazen.

Cuando un pensamiento se derrumba experimentas una interrupción en el flujo mental allí aparece el “no pensar” del Zen. Al principio las brechas en tú y los pensamientos programados del pensador serán cortas, quizás tan sólo unos segundos, pero gradualmente se harán más largas. Al aparecer estas brechas experimentas una cierta tranquilidad y paz dentro de ti. Así comienza tu sensación natural de sentirte presente, esta sensación era opacada por el pensador. Con la práctica de la meditación, de la conciencia plena, esa sensación de quietud y de paz se hará más profunda. De hecho no hay límites para esa profundidad. Sentirás una sutil emanación de alegría que surge de muy profundo de ti mismo: la alegría de vivir.

No es un estado de trance, ni nada parecido. Aquí no hay pérdida de conciencia. Todo lo contrario. Si para sentir paz tuvieses que bajar la guardia de tu conciencia, y el precio de tu quietud fuera la pérdida de tu vitalidad y tu condición de estar alerta, entonces no valdría la pena sentir paz ni tranquilidad.

Con la práctica, en vez de observar al pensador, puedes crear una brecha en el flujo del pensamiento simplemente dirigiendo tu atención al momento presente. Hazte intensamente consciente del momento presente. Sentirás una gran satisfacción al hacerlo. Crea una brecha en el continuo del pensamiento en la cual estés completamente alerta y despierto pero sin pensar. Esta es la esencia de la meditación. Cuando camines, por ejemplo, bajando o subiendo una escalera, pon toda tu atención en cada paso, cada movimiento, cada respiración. Trata de estar completamente presente en la acción. Haz lo mismo al lavar tus manos, y siente el agua, el movimiento de tus manos, el olor del jabón y todo lo que implique esta acción. Esto es estar presente.Es anular al pensador.

5 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Es bueno saberte atareada con tu entorno.

Recibe mi cariño con el deseo de muy buenos días a por venir!!!!

ARMIDA MARTIN dijo...

Me parece maravilloso que retomes cosas que dejaste, pero ...¿una sugerencia?, deja siempre un ratico para escribir...yo cometì el error de dejar de hacerlo por largo tiempo debido a ocupaciones primarias, y todavìa no he dejado de arrepentirme.

Regresarè con mas tiempo para leer lo del pensador.

Mis cordiales saludos

misdi dijo...

Gracias, Abue siempre tan amable y solidaria recibe también de mi parte todo mi cariño. Te recuerdo casi a diario porque hago muchos comentarios de tu blog con mis amigas, te hago mucha promoción.!!! ja,ja,ja Un abrazo

misdi dijo...

ARMIDA: Gracias, por tus palabras; tomaré muy en cuenta tu consejo. Me encantan las entradas de tu blog. Cariños

Elsis dijo...

Querida Amiga, gracias por estos consejos que siempre son bienvenidos.

Te dejo mi cariño, besitos!